Posted in Limpieza

Cocina como nueva con una limpieza profunda

Limpiar la cocina es trabajoso, pero fundamental, no solo por el aspecto exterior, sino por la cantidad de bacterias que se acumulan en las áreas en donde se manipulan alimentos.

Existen en Mimarket una gran cantidad de productos especializados como desengrasantes, desinfectantes, productos multiuso, etc. contar con ellos es indispensable para iniciar con la tarea.

Empezá por desocupar el lavaplatos y la mesada,  así despejás el área, y trabajás cómoda.

Paso 1: Superficies y alacenas:

  • Vaciá cajones y alacenas antes de empezar la limpieza. Usá un aerosol desinfectante y un paño de microfibra para limpiar adentro.
  • Limpiá el exterior de superficies como alacenas, estantes y del extractor de aire. shutterstock_262743446
  • Para el frente de las alacenas, lo más efectivo suele ser pasar un trapo mojado con agua tibia y jabón. Si las puertas son de madera, lo mejor es usar un limpiador para madera.
  • Dale brillo a las manijas de alacenas. Si tienen mucha grasa, sacalas y dejalas en remojo antes de limpiarlas. Una vez que estén secas, podés aplicar un pulidor (de madera o de metal) para que brillen como nuevas.
  • Después de guardar todo en su lugar dale el toque final, rociá un poco de limpiador de superficies en la mesada y en los azulejos, y pasá un trapo.

Paso 2: electrodomésticos

  • Si tenés horno eléctrico, desenchufalo. Sacá los estantes y rociá limpiador de horno adentro y en la parte interior de la puerta. Acordate de usar guantes y mantener la cocina bien ventilada.
  • Fregá las hornallas. Rocialas con limpiador y colocalas adentro del horno. Para que el limpiahornos haga efecto, esperá por lo menos media hora.
  • This slideshow requires JavaScript.

    Organizá la heladera y el freezer: desenchufá la heladera y vaciala por completo. Tirá la comida que esté vencida o mufada y guardá los alimentos perecederos, como carnes y pescados, en una heladera portátil. Este tipo de alimentos no deberían estar más de 20 o 30 minutos fuera de la heladera.

  • Remojar los estantes de la heladera: sacá los estantes y ponelos a remojar en agua con jabón en la pileta de la cocina.
  • Limpiá las paredes internas de la heladera con un paño de microfibra y un aerosol antibacterial delicado o especial para heladera.
  • Secá los estantes de la heladera que habías puesto en remojo y colocalos de nuevo en su lugar. Volvé a enchufar la heladera y guardá los alimentos.
  • Dejá en remojo las partes del horno. Ahora continuá limpiando el horno. Dejá las hornallas y los estantes del horno en remojo en la pileta de la cocina.
  • Refregá el horno desde la parte superior y el interior del horno con una esponja. Es posible que para las manchas de comida más rebeldes necesites aplicar el producto una segunda vez.
  • Enjuagá el detergente de la esponja y quitá la suciedad del horno con agua limpia.
  • Refregá, enjuagá y secá las hornallas y los estantes del horno que estaban en la pileta y volvé a colocarlos en su lugar. Dejá abierta la puerta del horno para que se seque bien. Volvé a enchufarlo, ¡y listo!

Para limpiar electrodomésticos más chicos, como el microondas, lo más conveniente es sacar las partes desmontables y lavarlas por separado en la pileta de la cocina. Limpiá el microondas por dentro y por fuera para sacar todas las manchas de grasa. La pava y la tostadora las podés limpiar con un poco de limpiador de superficies y un paño húmedo. También podés usar un removedor de sarro para limpiar la pava por dentro.

Paso 3: toques especiales

  1. Fregá la pileta de la cocina. Debe quedar para lo último. Llenala con agua tibia. Agregá una medida de lavandina o removedor de sarro. No te olvides de leer las instrucciones de los productos que vas a usar. Dejá que haga efecto durante unos minutos, vaciá la pileta y limpiala. No uses ningún tipo de esponja abrasiva que pueda rayarla.
  2. Para terminar, pasá la aspiradora o barré el piso para sacar la tierra. Llená un balde con un limpiador para pisos, diluílo en agua y pasá el trapo. Cuando se seque el piso, ¡terminaste! Tu cocina ahora está reluciente.

En la mayoría de los casos, hacer una limpieza a fondo de la cocina de modo mensual o bimestral es suficiente, siempre y cuando se mantenga un buen nivel de limpieza general con repasadas diarias.

 

Dejános tus comentarios: cada cuánto tiempo hacés una limpieza profunda? qué trucos te funcionan?

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s